vídeo de VIRGINIABA

18 ene. 2018

Todo lo que no te pienso...





















Todo lo que no te pienso,
lo que no te muestro en la forma
enardecida de un silencio,
lo que no te exijo
al revolcarme en tus acentos,
lo que no presumo
si te escucho entre mis centros…

Todo lo que no te pienso,
lo que no proclamo
al reinstalarme en tus infiernos,
lo que no me quejo
cuando estrujas tan adentro,
lo que no te escondo
en mi rincón de los lamentos…

Todo lo que no te pienso,
lo que no te pido
cuando vienes y yo hambriento,
lo que no deseo
si tu boca entra en mi aliento,
lo que no reescribo
por temor a que sea cierto…

Todo lo que no te pienso...



16 ene. 2018

Llevas


























Llevas en la voz un beso
y en tu piel un día de invierno
que despunta a primavera.
Llevas en tu alma inmerso
el fragor de un tiempo nuevo
disfrazado de promesas,
esperanzas y amuletos.

Llevas en tus ojos presos
la ternura arracimada
de un latido sin complejos.
Llevas además un verso
que conjuga y es espejo
de mis ojos que aun ya viejos
vislumbran tus vivos reflejos.             

Llevas en tu abril intenso
ese ardor desbaratado
que aún pelea por no serlo.       
Llevas sin saberlo un cielo
tatuado en tu silencio
presumiendo deletrearte  
cuando nadie sabe leerlo.
        
Llevas en tu pecho abierto
un crepúsculo emergente
borboteando sotaventos
y un rubor procaz y hambriento
adosado a tu cintura
que despierta  mis instintos
e ilumina mi universo.

Llevas en la voz un beso
y en tus pulsos un te quiero
que yo aquí transformo en versos…





9 ene. 2018

Abrojos...





















Leer en tus ojos,
abrumar  la comisura de tus labios,
despertarte los sonrojos,
adverbiarte la ternura
y sus arraigos,
recontarte los antojos,
desterrar la incertidumbre
y sus agravios,
redimirme en tus abrojos
para al fin sentirme entero
entre tus brazos...



8 ene. 2018

Respirar es lo que quiero...





















Respiro en la humedad ausente de tu cuerpo,
en el párpado apremiante de tu pulso abril intenso,
en la insólita codicia irreverente de tus centros               
que es abismo de este anhelo atrincherado entre mis versos…

Respiro y es la forma de tus modos
la que entre mis poros siento,
es el tacto de tu piel la raíz y el filamento,
la avidez fiel de tus labios mi verdad y mi sustento,
y tu espalda  mi sudario, y tus senos mi alimento…

Respiro y respirando desentraño mi argumento,
y es que solo soy contigo, tan solo contigo me siento,
y si vienes se sonrojan uno a uno mis lamentos  
y  despiertan los latidos postergados por el tiempo,               
y me abrigo entre tus brazos, y suspiro en tus adentros,
y sonríen mis palabras, sus porqués y sus aciertos,
y si  no estás bebo y miento y se secan los sarmientos,
y concilio un sueño incierto que desnuda mi esperpento,
y diluyo mi lenguaje, y mi rima es un desierto,
y tan solo soy un espectro de este absurdo ser que acepto.

Respiro o mal respiro, sabes bien que estoy en lo cierto,
mas si así yo aún te adivino, doy por bueno este momento…




21 dic. 2017

Si sólo amor...















Si fueras sólo amor,
si sólo luz de un verso,
si tan sólo fueras sueño,
precipicio, pensamiento…

Si fueras sólo amor,
si sólo amante, amiga,
si tan sólo fueras forma
de mi caricia dormida…

Si fueras sólo amor,
si sólo melancolía,
si tan sólo fueras alma
tatuada en mi retina…

Si fueras sólo amor,
si sólo pulso en mi agonía,
si tan sólo agua de lluvia
que me inunda las heridas…

Si sólo amor…



5 dic. 2017

Mejor así...





















He caído en la cuenta
de que aún te pienso                                         
te busco o lo intento
y en noches de Luna
cabalgo a tu encuentro
y tiemblo y no miento
si en sueños te siento
poniendo remedios
a mi sufrimiento
e insomne te invento
bebiendo mis vientos
mientras desabrocho
segundos al tiempo
y espero el momento
de ser tu sustento
anclado a la estela
de tu firmamento
y añoro tu aliento
y muero por dentro
pues sigo deseando
tu cuerpo sediento

Es cierto, no invento...



2 dic. 2017

Invoco





















Desde un tímido silencio
perlado de voces claras
invoco tu nombre lento,
la inquietud de tu mirada,
el desorden de tus centros,
tu certeza emancipada,     
la pasión de tus adentros,
tu preludio envuelto en llamas…

Invoco tu guerra fría,
la que pierdo a dentelladas,
tu perfume a raíces mías,
lento aroma que aún orada,
tu perplejidad vencida,           
la premura de tu espalda,
tu tesón y tu osadía,
tu reflejo inerme y ámbar...

Te invoco y no me sorprendo
pues el verbo de tu pulso
aún reescribe mi argumento
y tu abril desencajado,
vil tapiz del desaliento,
me conmina y amenaza
con hacer nido en mis versos,
y yo solo quiero ver el cielo
de tu  almohada mientras duermo
y contarte las estrellas
y robarte un beso nuevo …


17 ago. 2017

Contigo














Ven y quédate conmigo,
allí donde empieza la duda
y ofende al amor el olvido,                           
en el borde prominente
de un te quiero distraído,
entre sombras y descuidos,
imposturas, mil suspiros,
en la acera iridiscente
que me lleva hasta tu ombligo…

Ven y quédate conmigo,
allí donde encuentra su forma
la ternura  de un latido,
en la inercia poderosa
de un deseo compartido,
en mi torpe desmemoria,
en mis calles sin sentido
o en el vientre de este poema
que no busca ser motivo…

Ven y quédate conmigo,
que yo siempre, amor, contigo.




14 jul. 2017

Obituario





















Ni la más brillante cúpula que circunda el universo
Ni el abrigo de mis ganas puesto siempre del revés
Ni tu calle endurecida con esquinas sin reverso
Ni el refugio de un recuerdo deseando que aún estés

Ni la duda exasperante en tu infierno pasajero
Ni el capricho más esquivo en mi cielo de papel
Ni el desnudo abril hirsuto engalanado de deseo
Ni el destello irreverente de un cometa entre tus pies

Ni el abrazo compartido de un poema en mis andenes
Ni la duda inconsecuente establecida en el ayer
Ni la pérfida memoria desandando mis vaivenes
Ni la exigua moratoria de un te quiero que ya no es

Ni la incólume caricia que respira entre mis sienes
Ni el preciso purgatorio de un pecado sin doblez
Ni la herida amortajada que aún desangras cuando vuelves
Ni este absurdo obituario que me estampa en tu pared



26 jun. 2017

Cerrar, abrir...

























Abrir la puerta y aún verte
recorriendo las cornisas
de tu ayer y mi presente,
llenarme el pecho y no ansiar
más que tu gesto adolescente
desbordando mis bolsillos
mientras la cuesta desciende…

Cerrar la puerta y saberte
poseedora de estos versos
prisioneros de tu vientre,
vaciarme el alma y orar
por ver tu cuerpo iridiscente
desarmando la tristeza
que ampulosa  me trasciende…




1 feb. 2017

A veces...















A veces me tomo un respiro
y reinvento tu mirada
buscándome en los postigos
de un poema que no acaba…

Diluyo así los sonidos
que protestan tu escapada,
tu huida hacia hondos abismos
donde ya no alcanza mi almohada...

A veces revivo el latido
de una noche abandonada
en la que pienso en los motivos
que aún te ubican en mi cama…

Ahuyento así los quejidos
que asaetan mi esperanza,
afilados cuan agujas,
profundos como gargantas…

A veces me enfundo tu abrigo,
sí, el de aquella madrugada,
por ver si abrigado contigo
recupero tu desgana…

Supongo que este delirio
me desangra aún más el alma  
pero hueco y vano es como vivo
sin tu piel de espliego y algas…                                                            

A veces recorro  el camino
que circunda tu coraza
rastreando algún resquicio
que no me reproche esta farsa…

Qué lucha, amor, qué dura carga,
quererte yo solo sin mancha
sabiendo que ya no hay poesía
tras tus párpados de nácar…


17 nov. 2016

Un lugar en el sol




















Existe un lugar en el sol
que solo lleva tu nombre,
un minúsculo rincón
donde el aire es verdad
y el verso, sentimiento,
donde un tímido fulgor
se apodera del silencio
y proyecta a cielo abierto
la  certeza de tu cuerpo…

Si lo miro todo es fuego
mas si  cierro los ojos
por pura inercia  me hiero
y descubro un verbo nuevo                               
con el que engaño al espejo
que soporta ya sin miedo
esta sombra hecha reflejo
de un latido gris y avieso.

Existe un lugar en el sol
que solo lleva tu nombre,
un crepúsculo sin voz
que dilapida la noche
para colmarla de alientos…

Ese lugar es el nuestro, amor,
ese lugar es ya eterno…